martes, 11 de junio de 2013

LA MAYORÍA DE LOS VENEZOLANOS ACEPTA LA HOMOSEXUALIDAD... ¿ENTONCES POR QUÉ NO APRUEBAN LA LEY DE IGUALDAD Y EQUIDAD DE GÉNERO?

¿Se ha preguntado qué grado de aceptación tiene la homosexualidad en Venezuela, en comparación con otros países? 

En una encuesta reciente del Pew Research Center, realizada entre el 1 de marzo y el 1 de mayo de este año, se preguntó si la homosexualidad debería ser aceptada o no por la sociedad. Los resultados, provenientes de 39 países encuestados en los cinco continentes, arrojan una impresionante conclusión: el mundo está fuertemente polarizado sobre el tópico de la homosexualidad.

Los resultados apuntan que en la Unión Europea, Norteamérica y la mayor parte de Latinoamérica la homosexualidad recibe una amplia aceptación entre los ciudadanos. Países como España (88% de aceptación), Alemania (87%), Canadá (80%) y Argentina (74%) son muestra de altos índices de tolerancia, a la vez que los países con menor aceptación en esas regiones mantienen un respetable porcentaje que supera la mitad de sus poblaciones, como Estados Unidos (60%), Grecia (53%) y Venezuela (51%).
El escenario en países africanos y musulmanes, en cambio, es radicalmente distinto. En países como Nigeria, nueve de cada diez personas rechazan la homosexualidad. Otros ejemplos similares son Senegal (96% de rechazo), Uganda (96%) y Kenya (90%). En países donde la religión musulmana es predominante también se observan resultados parecidos, como en los casos de Jordania (97%), Egipto (95%), Indonesia (93%) y Turquía (78%).
En Asia los resultados son mixtos, con índices favorecedores en Filipinas (73% de aceptación) y Japón (54%), en contraste de China (57% de rechazo) y Pakistán, donde sólo el 2% de los encuestados son solidarios con la causa LGBT.
Australia, el único país oceánico encuestado, arroja un 79% de aceptación.

La clara brecha entre países occidentales frente a naciones orientales y africanas puede abordarse desde la cuestión religiosa: mientras que los niveles de tolerancia suelen sobrepasar la mitad de la población en países seculares —especialmente en Europa—, aquellas naciones bajo estricta dominación religiosa condenan severamente la homosexualidad. Esta correlación entre religiosidad y perspectivas sobre la homosexualidad es prevalente en los países musulmanes, donde los estatutos morales de la fe permean completamente el ámbito social, a diferencia del punto de vista más liberal de los estados laicos. Hay, por supuesto, excepciones a la regla: en la Rusia secular, el nivel de aceptación es de 16%, mientras que en un país con elevados niveles de afición religiosa como Brasil, el 60% está a favor de la causa homosexual.
En el cuadro se muestran los países y sus niveles de aceptación de la homosexualidad. Mientras más oscuros son, más niveles de aceptación tienen y van bajando en la medida que el color se va aclarando.


Mi conclusión y llamado a la reflexión es la siguiente: Si en Venezuela la MAYORÍA acepta la homosexualidad… ¿Por qué carajo la Asamblea Nacional no aprueba de una buena vez el proyecto ORIGINAL de Ley de Igualdad y Equidad de Género que aprobaría el matrimonio homosexual en el país? Si este Gobierno dice llamarse “izquierdista” y “socialista”… ¿Por qué actúa como ultraderechista rancio al evitar la aprobación de esa Ley? Si todos somos iguales ante la Constitución… ¿Por qué los gays tienen que cumplir todos sus deberes pero no gozan de los mismos derechos que los heterosexuales para acceder a los beneficios legales del matrimonio? Si está demostrado científicamente que el género no lo determinan los órganos genitales… ¿Por qué no aprueban esta ley que permitiría a los transexuales cambiar su identidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada